Después de meses de duro trabajo cuidando tus plantas de Cannabis, finalmente has cosechado una gran cantidad de perfectos y gigantes cogollos que no puedes esperar a probar. Pero primero, necesitan secarse. Si bien es posible que tengas la tentación de secar tu Marihuana lo más rápido posible, la curación, un proceso prolongado para eliminar la humedad de las flores en condiciones ambientales controladas, proporcionará un producto mucho mejor por varias razones.

Un curado adecuado del Cannabis aumenta su potencia:

Las plantas de Marihuana producen ácido tetrahidrocannabinólico (THC) y otros cannabinoides a través de un proceso llamado biosíntesis, en el que ciertos compuestos se convierten gradualmente en nuevas mezclas. Por ejemplo, el THC se convierte en el principal compuesto psicoactivo del cannabis.

marihuana floración

Este proceso no se detiene por completo en el momento en que se corta la planta. Si mantienes el Cannabis recién cosechado a temperaturas entre 15 y 20 °C y un nivel de humedad entre 45-55%, la conversión de cannabinoides no psicoactivos a THC continuará y sus brotes ganarán potencia. El secado rápido en condiciones cálidas y secas detiene este proceso mucho más rápido.

El curado afecta el sabor y la calidad del humo:

Muchos de los compuestos aromáticos (terpenos) que le dan a la Marihuana su aroma y sabor únicos son bastante volátiles y pueden degradarse y evaporarse a temperaturas tan bajas como 20 °C. Una cura lenta a bajas temperaturas preservará estos terpenos mejor que un proceso de secado del Cannabis rápido y caliente.

terpenos marihuana

Estas condiciones también crean un ambiente óptimo para que las enzimas y las bacterias aeróbicas descompongan los minerales sobrantes y los azúcares indeseables producidos por la descomposición de la clorofila durante el proceso de secado. La presencia de estos azúcares y minerales sobrantes es lo que causa la fuerte sensación de quemazón de garganta que se obtiene al fumar cannabis no curado de forma adecuada.

Una cura adecuada permite almacenar tu Cannabis durante largos períodos de tiempo sin preocuparte por el moho o la pérdida de contenido de cannabinoides. Las flores bien curadas se pueden almacenar en un recipiente hermético en un lugar fresco y oscuro hasta dos años sin pérdida significativa de potencia.

Cómo secar y curar tu Marihuana:

secado de yemas de cannabis

Hay muchas maneras de curar los brotes de Cannabis, pero la mayoría de las personas usa una variación de un método popular. Así que nos enfocaremos en la manera más fácil y segura de obtener los mejores resultados para tu cosecha.

Secado inicial de Cannabis:

El resultado obtenido en este paso dependerá de cómo coseches tu Marihuana. La forma más popular es cortar ramas de 30-40 cm, eliminar las hojas no deseadas y luego colgar las ramas de una cuerda o alambre. Algunos productores cortan y cuelgan plantas enteras, mientras que otros recortan los brotes de las ramas y los colocan en los bastidores de secado de cannabis. Puedes manicurar completamente tus flores antes de secarlas, o esperar hasta después.

Independientemente del método que prefieras, deberás mantener el Cannabis cosechado en una habitación oscura con temperaturas que se mantengan dentro del rango de 15-20 °C y humedad entre 45-55%, con un pequeño ventilador para hacer circular suavemente el aire. Esto es crucial para preservar el sabor y el aroma del cogollo cosechado en el producto terminado, por lo que se recomienda tener un deshumidificador, una unidad de aire acondicionado u otro método para garantizar que las condiciones se mantengan en este rango.

secado marihuana

Cuando las flores estén un poco crujientes en el exterior y las ramas más pequeñas se rompan al doblarlas en lugar de doblarse, estás listo para el siguiente paso. Dependiendo de la densidad de las flores y las condiciones ambientales, se puede tardar de 5 a 15 días para que se complete el secado inicial.

Cura final de la Marihuana:

Una vez que hayas determinado que tus brotes de Cannabis están secos en su mayoría, es hora de curarlos.

Paso 1: Manicura los cogollos y sepáralos de las ramas, si aún no lo has hecho.

manicurado marihuana

Paso 2: Coloca los brotes recortados en algún tipo de recipiente hermético. Los recipientes de cristal de boca ancha son los más utilizados, pero también puedes usar recipientes de cerámica, metal, madera o plástico. Algunas personas usan bolsas de plástico para alimentación, que están perfectamente bien, pero la mayoría de las bolsas de plástico no son aptas para el curado, ya que no son impermeables al oxígeno y pueden degradarse cuando entran en contacto con ciertos terpenos que se encuentran en el Cannabis. Envasa las flores sin apretarlas, llenando el recipiente hasta la parte superior sin compactar ni aplastar los brotes.

Paso 3: Sella los envases y colócalos en un lugar fresco, seco y oscuro para finalizar el proceso de curado. Desde el primer día, notaras que los brotes ya no son crujientes y secos por fuera, ya que la humedad del interior de las flores rehidrata las partes externas. Si este no es el caso, has secado en exceso tu Marihuana.

Paso 4: Durante la primera semana, abre los envases varias veces al día y deja que las flores “respiren” durante unos minutos. Esto permite que la humedad escape y repone el oxígeno dentro del envase. Si notas olor a amoniaco al abrir un envase, significa que los cogollos no están lo suficientemente secos como para curarlos y que las bacterias anaeróbicas los están consumiendo, lo que dará lugar a un Cannabis podrido y mohoso. Después de la primera semana, solo tendrás que abrir los envases una vez cada pocos días más o menos.

secado y curado de la marihuana

Después de 2-3 semanas en los envases, tu Marihuana se curará lo suficiente como para proporcionar una experiencia de calidad, pero de 4 a 8 semanas de tiempo de curación lo mejorará aún más. Algunas cepas se benefician de 6 meses o más de curado.

El proceso de curación es posiblemente el aspecto más olvidado de la producción de Cannabis, pero este proceso convierte un producto decente en uno verdaderamente excelente, y ahora tu puedes hacerlo con tus cogollos de cosecha propia.

Sigue a @greenfacultyBCN en FacebookTwitter, InstagramYoutube y Linkedin para estar al día de nuestras novedades y noticias.

Y si tienes cualquier consulta o aportación, no dudes en dejárnosla en este blog.

Puedes ver y comprar todos los Fertilizantes GreeFaculty OnLine, directos de fabrica y sin intermediarios en http://greenfaculty.barcelona/productos/

Fuente: www.leafly.com

Written by GreenFaculty