Que el cáñamo sirve para mucho más que para el uso recreativo y terapéutico es algo que se conoce desde antiguo. históricamente se ha utilizado para la elaboración de multitud de productos. Desde vestidos hasta papel. Incluso las velas de los barcos que empleó Cristóbal Colón para viajar a América o la bandera estadounidense con la que se firmó la Declaración de Independencia estaban hechas con este material.

Desde su legalización en Uruguay y en múltiples estados de Estados Unidos se vaticina una oleada de negocios verdes que tiene ahora una inesperada vertiente: la Construcción.

Y es que el cultivo del cáñamo es altamente beneficioso para la agricultura y el medio ambiente y no precisa pesticidas, ni herbicidas. El tallo es libre de proteínas, por ello, separado de las semillas (un alimento muy completo y equilibrado) no se necesitan aplicar sustancias protectoras para su almacenamiento o su uso en la construcción. Pudiendo dar soluciones integrales en proyectos humanitarios.

farm-in-spring-1164275-1279x958

¿QUE ES EL CÁÑAMO?hemp-1356339-1280x960

La planta del cáñamo es un miembro de la familia de las plantas de cannabis Sativa que solo contienen trazas de THC. Esto significa que, al contrario que la marihuana, el cáñamo no es psicoactivo y, por lo tanto, no se puede usar con fines medicinales ni recreativos. Sin embargo, la planta ofrece algo más que un buen humo; sus fibras son de las más fuertes que existen de manera natural. Su alto contenido en celulosa y las nutritivas semillas que produce, son algunos de los recursos de mayor calidad disponibles para la humanidad.

El cáñamo tiene una gran utilidad práctica que ya está siendo investigada y aprovechada por corporaciones e industrias internacionales.

 

CONSTRUIR CON CÁÑAMO:

El uso del cáñamo en la construcción no es tampoco algo nuevo. Ya a principios de los 90 se comenzaron a levantar edificios con materiales derivados de esta planta en Francia, donde no había ningún tipo de prohibición. Actualmente en Estados Unidos están comenzando a emerger varias empresas que también se dedican a trabajar con cannabis, beneficiadas en parte por la apertura legal que se está produciendo con respecto a la marihuana en los últimos años.

Foto: www.cannabric.com Bloques hechos con cáñamo. SILVESTER WESSELS

Foto: www.cannabric.com Bloques hechos con cáñamo. SILVESTER WESSELS

Hasta hoy las construcciones con morteros de cáñamo, sobre todo nuevas, se basan principalmente en estructuras integrales de madera (vertical, horizontal y cubierta) y mortero de cáñamo muy aislante y sin función estructural. Es sobre todo en países como Francia e Inglaterra que el mortero ligero de cal y cáñamo se aplica en paredes, entre planta, bajo cubierta y a veces también en la solera. En Alemania está más valorado en la restauración de casas de entramado de madera, sobrevivientes de siglos pasados, solucionando las exigencias térmicas actuales sin afectar a la estructura, ni apariencia estética del edificio.

En España y otros países cálidos tenemos otra situación (escasez de madera, otras condiciones de secado, otras condiciones térmicas) lo cual ha motivado añadir otros sistemas pioneros a nivel mundial, como son materiales de cáñamo desarrollados para estructuras portantes. Por necesidad de adaptación a un clima más cálido, se trabaja en el conjunto de cáñamo y aglomerantes de gran inercia térmica. Estos materiales no solo permiten una construcción más económica que el modelo de cañamo-cal+estructura de madera, pero también son aún más respetuosos con el medio ambiente ya que se necesita menos conglomerante o sea menos material, transformado con energía. Estos sistemas son de gran capacidad aislante, pero también de alta inercia térmica y dan excelentes resultados en climas donde alternan temperaturas extremas y en la rehabilitación de edificios antiguos. Forman una perfecta base para acabados nobles, como diversos estucos.

VENTAJAS DEL CÁÑAMO EN LA CONSTRUCCIÓN:

  • El aglomerado de cáñamo resiste el doble que el de madera y sostiene mejor los clavos.
  • El tallo de cáñamo es libre de albumina por lo cual, los materiales fabricados de él, son resistente a parásitos.
  • Cualquier material fabricado de madera o plástico podría ser hecho a partir de cáñamo.
  • El Cáñamo es un material transpirable, ecológico, resistente al fuego o humedad y regulador de temperatura.
  • También es interesante el efecto protector de los materiales ante radiaciones electro-magnéticas.
  • El beneficio para el medio ambiente es tal en su cultivo como en su empleo en la construcción. El cáñamo, al tener un período de crecimiento corto y una producción/hectárea 4 veces mayor que un bosque de madera, capta más dióxido de carbono y conduce a edificios CO2 neutros o bien negativos.
  • En sistemas integrales con cáñamo (toda la envolvente del edificio: muros, soleras, cubiertas), se han podido aplicar hasta 0,9-1 m3 de material vegetal por metro cuadrado construido, reemplazando así materiales menos beneficiosos para el medio ambiente y la salud de los usuarios de una vivienda.

SI EL CÁÑAMO ES TAN BUENO ¿POR QUÉ NO SE UTILIZA MÁS EN LA CONSTRUCCIÓN?freedom-1428598

No obstante, no es oro todo lo que reluce, y es que el Cáñamo también presenta algún inconveniente. El más obvio es el relacionado con su legalidad. En España el cultivo de cannabis es legal (para el autoconsumo), al igual que lo es el del cáñamo en toda la Unión Europea (siempre que no llegue a ese 0,3% de THC). Sin embargo, en otros países ambas plantaciones siguen estando prohibidas.

El cáñamo se usa con éxito para la construcción de casas. Pero aún no ha obtenido el reconocimiento y la adopción generalizada que se merece. Sin embargo, a medida que la prohibición empieza a levantarse en los Estados Unidos, y otros países re-evalúan sus leyes sobre el cannabis, la industria del cáñamo comienza a crecer de nuevo; y a medida que aumenta su suministro, se reducen los costes, convirtiéndose una vez más en una opción viable.

EMPRESAS PIONERAS EN LA CONSTRUCCIÓN CON CÁÑAMO:

Existen dos empresas pioneras en la construcción con cáñamo, Green Built, en Canadá, y Cannabric, en Granada.

Desde Green Built, Savage comercializa bloques de ‘hempcrete’, una mezcla de cáñamo y cal que, por sus propiedades, podría plantarle cara al mismísimo hormigón: es aislante, flexible, transpira, es impermeable, resistente al moho y a las plagas y, sorprendentemente, arde mal.

El uso del hempcrete tiene muchas ventajas en comparación con el hormigón tradicional. Es hasta siete veces más fuerte, pesa menos de la mitad y es tres veces más maleable que el hormigón estándar. Al envejecer y estar expuesto a los elementos, continúa petrificándose, volviéndose más resistente con el tiempo. Pero, aunque se hace más duro, conserva su maleabilidad. A diferencia de la frágil naturaleza del hormigón, el hempcrete no se agrieta con pequeños movimientos de tierra, y por lo tanto no necesita juntas de dilatación. Es la combinación de estas características las que confieren a una construcción de hempcrete el potencial para durar miles de años, mientras que los edificios de ladrillo sólo duran cientos de años. Las paredes de hempcrete también actúan como un regulador natural de humedad, impidiendo que el exceso de humedad atraviese el muro, y ayuda a prevenir que la humedad y el moho se acumulen dentro del edificio.

Bloque cáñamo

Foto: www.zambeza.es

En Cannabic, la arquitecta alemana Monika Brümmer, se dio cuenta de las virtudes de esta planta desde su época universitaria y en 1999 decidió fundar Cannabric, un estudio de arquitectura ecológica que emplea materiales biológicos para sus proyectos, especialmente el cáñamo. Brümmer fabrica desde entonces sus cannabrics, bloques de cáñamo que sustituyen al ladrillo convencional en sus construcciones. Pero no sólo eso, también paneles prefabricados, cañamiza para morteros y mantas aislantes o fieltros para la amortiguación acústica.

Otra de las ventajas que ofrecen estos ladrillos es que no necesitan de pilares ni de ninguna otra estructura vertical complementaria para levantar las paredes.

Foto: www.cannabric.com Vivienda unifamiliar de ladrillos de cannabis en construcción en Almería. SILVESTER WESSELS

Foto: www.cannabric.com Vivienda unifamiliar de ladrillos de cannabis en construcción en Almería. SILVESTER WESSELS

¿SERÁN LAS CASA DEL FUTURO DE CÁÑAMO?

Eso esperamos. El cáñamo tiene un increíble potencial para convertirse en el material de construcción ecológico y sostenible que tanto necesitamos. Cada vez más trabajadores de la construcción y arquitectos están empezando a investigar su viabilidad. Ofrece unas ventajas prácticas y ecológicas que parecen ser superiores a las proporcionadas por el hormigón estándar. Cabe señalar que los aceites y fibras del cáñamo también se pueden usar en otros muchos aspectos de la construcción. Se puede hacer plástico para tuberías, pinturas, alfombras, materiales de aislamiento e incluso yeso. Aún queda mucho por hacer, pero su futuro es muy prometedor.

corridor-1496275-1279x1593

Con todo, el cáñamo podría convertirse en el material de construcción a gran escala. Algo que eliminaría de nuestras viviendas sustancias dañinas como el amianto, el plomo, el arsénico o el formaldehído presentes en los materiales habituales y que afectan negativamente al medio ambiente y a la salud. Además, el cáñamo es fácil de cultivar, requiere poca agua y absorbe buena cantidad de dióxido de carbono, lo que lo convierte en gran aliado en la lucha contra los gases de efecto invernadero.

Recuerda que puedes comprar todos los Fertilizantes GreeFaculty OnLine, directos de fabrica, sin intermediarios : http://greenfaculty.barcelona/productos/

Sigue a @greenfacultyBCN en FacebookTwitter, InstagramYoutube y Linkedin para estar al día de nuestras novedades y noticias.

Y si tienes cualquier consulta o aportación, no dudes en dejárnosla en este blog.

 

Fuentes: Idealista.com Elmundo.es Cannabric.com Ecohouses.es Zambeza.es Ecogaia.com

Written by GreenFaculty